logo
Abr
30

Yuan. Capítulo 24

Yuan. Capítulo 24 Mañana viernes es uno de mayo día festivo. El sábado 2 de mayo podemos salir a pasear y hacer deporte. Por tanto ducharos, afeitaros o depilaros, vestiros con vuestra mejor sonrisa. Seguir todas las normas establecidas y tomar las precauciones necesarias y salir a dejar que el sol acaricie vuestra piel. Un saludo, un abrazo y un beso. Nos volvemos a conectar el próximo lunes con el siguiente capítulo.   Capítulo 24 La tumba de Wahtye   (segunda parte)   Yuan se sentía contento por haber llegado hasta donde lo había hecho. No estaba tranquilo del todo. En realidad lo difícil, se suponía estaba aún por llegar. Cierto que no había encontrado a esas horrible criaturas de dientes afilados, ni aquel espantoso espectro con la flauta hecha de hueso humano. Tal vez la idea de encender el aceite y dar luz al pasillo había funcionado o tal vez no ¿Quién sabe? Pero una vez superado el pasillo, entregado el manuscrito y las ofrendas a la diosa Ammut. Solo quedaba mirar adelante con una mezcla de intriga, miedo, y determinación. Intriga por ver si las ideas que habían pensado para pasar las trampas funcionarían y si así lograría pasar sin despertar a esos temibles seres. Miedo por muchas cosas, la primera era evidente el peligro; la segunda por como saldría de allí. Después de entrar, se entretuvo un poco para ver si se podía volver a abrir y le pareció imposible. Determinación porque sabía que tenía que estar allí y que tenía que hacer lo que estaba haciendo aunque sinceramente no comprendía al 100% el porqué. Siguió adelante y llego ante el jeroglífico In-Tep   Hablaron largo y tendido los tres; antes de que Yuan viniera; sobre como pasar esta sala. No encontraban ninguna solución. No sabían que hacer para vencer al espíritu que se transformaba en mono y en perro. Creían que la transformación en mono era la que usaba el demonio para atacar y luego se transformaba en perro para arrancarles la cabeza. Luego más que un plan tuvieron una idea. En estos momentos y ante el símbolo de In-Tep Yuan ponía todas sus esperanzas en que funcionara. Ahora le parecía tan absurdo o más que cuando se les ocurrió. De todas formas no tenían alternativa. Se basaron en la suposición que el espíritu siempre estaba en la forma de perro. Solo cambiaba a la forma de mono cuando quería atacar. Les pareció que un perro es vigía, es...
Abr
29

Yuan. Capítulo 23

Yuan. Capítulo 23 Hola a todos. Desde mi confinamiento escribo un capítulo cada día de lunes a jueves excepto festivos para abrir la puerta a nuestra mente y que pueda salir a distraerse. Un abrazo virtual para tod@s.   Capítulo 23 La tumba de Wahtye   El sacerdote real Wahtye. Con esas palabras en la mente, se despertó Yuan. Parecía imposible a penas se había dormido 15 minutos. Todo lo que había visto en aquel sueño le pareció increíble. ¿Sería verdad? No podía acabar de creer lo que le había sucedido. La anciana del mercado le había dicho que fuera a Saqqara  y le había contado parte de un sueño. Él había soñado la misma parte y visto el resto. Su mente se debatía. ¿Es esto real? O ¿estoy tan influenciado por lo acontecido que todo me lo he imaginado yo solo? Entró a la casa. Akil y Alya aún seguían buscando información. Nada había cambiado. Solo había dormido unos minutos. Esta era la realidad. Aunque por unos momentos se hubiera transportado en un sueño a otro lugar. Dudaba sobre si explicárselo o no. Entonces les llamo la atención. Chicos tengo que contaros algo. Vais a alucinar. En ese momento levantaron las cabezas para dejar de mirar documentos y prestarle toda la atención. Akil se levantó y al hacerlo tiró sin querer una pequeña figura que estaba encima de la mesa. Se agachó a recogerla. Mientras lo hacía se puso a hablarle a la figura.  Mi querida Ammut. Alguno de tus demonios habrá querido que pierdas tu forma de piedra o tal vez, simplemente te ha liberado del granito. Yuan palideció. Justo cuando iba a contar la historia del sueño. Se rompe una estatua de piedra de la diosa que preparo las trampas. Uff demasiadas casualidades. Akil le pregunto: ¿Qué te ocurre Yuan? Pareces pálido ¿Qué nos ibas a contar? Yuan: ¿Akil, Alya, creéis en las maldiciones? Akil no dejo responder a Alya diciendo un rotundo si. Yuan: He tenido un sueño en el que hay una maldición que no os puedo contar. Tengo que comprobar si ese sueño es cierto o no. No puedo quedarme con la duda. Pero hay unas cuantas condiciones. Tendré que ir solo a comprobarlo. Alya: ¿Solo? Pero… Yuan: Confía en mi Alya. Tengo que ir solo. Akil: Alya las maldiciones existen y se cumplen, créeme. Alya asintió y no dijo nada más. Yuan: Como decía tendré que ir a comprobarlo solo. De todas formas y por...
Abr
28

Yuan. Capítulo 22

Yuan. Capítulo 22 Hola a todos. Desde mi confinamiento escribo un capítulo cada día de lunes a jueves excepto festivos para abrir la puerta a nuestra mente y que pueda salir a distraerse. Un abrazo virtual para tod@s.   Capítulo 22 Las tres pruebas   Yuan seguía durmiendo en el porche de casa de Akil. Al dormirse se encontró en el mundo de los sueños con Imhotep. Él seguía como mero espectador de aquello que había acontecido miles de años atrás. No sabía que buscaba Imhotep, o a donde iba. Solo sabía que tenía la completa determinación de seguir el camino. Pese al aviso de tres pruebas que había anunciado Ammut. La que se alimenta de corazones, la devoradora de muertos. Pese a todo Imhotep seguía caminando. Llego a la primera sala. In-Tep En la entrada solo decía eso In-tep. Imhotep hablaba; se puso a hablar en voz alta. Como si narrara, como si supiera que alguien tenía que escuchar las explicaciones que mencionaba. In-tep es un demonio. La gente cree que tiene la apariencia de un perro con similitudes a un babuino. La realidad es que puede ser las dos cosas.  Se encarga de decapitar a los intrusos que entran en lugares sagrados. Cuando tiene la forma de perro, te arranca la cabeza de un mordisco. Se tocó el amuleto que llevaba al cuello. Era el que le había entregado a Yuan la anciana, sin duda. En un rincón de la sala se oía un ruido de lucha. Allí había alguien más. Imhotep se acercó a ver que sucedía. La imagen era aterradora. Un perro gigante estaba tumbado con las patas encima de una persona. Estaba inconsciente como si acabara de golpearse. En el momento que recuperó la consciencia y antes de que pudiera gritar las fauces del perro le arrancaron la cabeza. El perro levanto las orejas y luego el resto de del cuerpo para dirigir su mirada hacia Imhotep. Al verlo escupió la cabeza que aún tenía entre sus dientes. Esta fue a parar a la otra sala. El perro empezó a desvanecerse para acabar convirtiéndose en un gigantesco babuino. Con unos afilados dientes y grandes colmillos que aterrorizaban. Imhotep volvió a pronunciar las mismas palabras que hiciera antes. Su gato se volvió a convertir en un gran tigre blanco. Depredador del mono. Se enzarzaron en una lucha épica. El tigre poco a poco ganaba terreno. Todo anunciaba la victoria del tigre. Un zarpazo del tigre envió al mono...
Abr
27

Yuan. Capítulo 21

Yuan. Capítulo 21 Hola a todos. Desde mi confinamiento escribo un capítulo cada día de lunes a jueves excepto festivos para abrir la puerta a nuestra mente y que pueda salir a distraerse. Un abrazo virtual para tod@s.   Capítulo 21 Imhotep y Yuan   Yuan se lo había prometido a la anciana y había decidido ir. Alya no dudo en acompañarle. No es que ninguno de los dos acabara de creer o no en la historia que le había contado la anciana. Aunque de una cosa no había duda. Gracias al amuleto que le había regalado, encontraron el ojo de Horus. Yuan sentía una mezcla de obligación y agradecimiento. Saqqara está prácticamente al lado del Cairo. Así que su base sería la casa de Akil. Fueron allí después de hablar con la anciana. Los tres se pusieron a buscar información. Dedicaron el resto de la jornada a investigar sobre Imhotep y su relación con el sacerdote real llamado Wahtye. La verdad es que había muy poca información. Sobre el sacerdote real Wahtye, averiguaron que fue sacerdote del faraón Nefer Ir-Ka-Re. Poca información había sobre este sacerdote y mucha sobre Imhotep. Quizás la más relevante que habían encontrado era que el diseñó de la Pirámide escalonada de Saqqara era del propio Imhotep. Era un complejo funerario. Siendo tan importante este sacerdote ¿podría ser que Imhotep hubiera hecho alguna cosa que después fuera aprovechada por el sacerdote? En cuanto a Saqqara en 1979, el conjunto de Menfis, sus necrópolis y campos de pirámides (Guiza, Abusir, Saqqara y Dahshur) habían sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, con el nombre de Menfis y su necrópolis. Las zonas de las pirámides desde Guiza hasta Dahshur. Estaban catalogadas de tipo cultural. Pero era poco probable que Imhotep hubiera conocido o hecho nada para el sacerdote real Wahtye. Del sacerdote se sabe que sirvió al faraón Nefer Ir-Ka-Re. Eso fue aproximadamente entre el 2483 a. C. y el 2465 a. C. En cuanto a Imhotep su época es entre el 2690 – 2610 a. C. Imhotep y el sacerdote tenían en principio más de un siglo de diferencia en sus historias. No había manera de relacionarlos. El sueño de la anciana no parecía tener ningún sentido. De todas formas ¿Quién le buscaría sentido a un sueño? o peor aún ¿Quién creería en un sueño? El plan de visitar Saqqara seguía en pie. La posibilidad de hacer cualquier cosa provechosa era lejana. Dejo a Akil y...
Abr
27

Hasta el Gorro

Hasta el Gorro Harto, cansado, hastiado, aburrido, disgustado, fastidiado y un largo etc. Después de tantos días. También tenemos derecho a una pataleta. Las ollas a presión tienen un pequeño orificio para dejar escapar el vapor y no explotar. Cuanto más silva más prisa te das en sacarla del fuego. Así que ponte enfadado, o grita, o pégale a la almohada. Está permitido hay que dejar salir esa presión que poco a poco se acumula. Eso sí con todo el respeto a los que te rodean. Hazlo sin molestar a nadie. Sin incomodar a las personas que tienes en casa ni a los vecinos. Salta como un loco en la habitación moviendo brazos y piernas para gastar energía. Saca toda esa presión para que no explotes con algún ser querido. Una equivocación, se puede convertir en una molestia. Una molestia se puede convertir en un problema. Un problema se puede convertir en una bronca. Una bronca…. Suelta energía para no explotar con las personas que te importan. Las cosas en este confinamiento se magnifican. Si lo miras por otra parte. También seguramente se magnificará lo que hagas con buena intención. Aunque no seas pintor dibújale una rosa. Aunque no seas escritor escríbele un poema. Aunque no seas artista fabrica algo. Luego ofrécelo con todo el cariño y no te importe como lo reciba la otra persona. Tal vez y solo tal vez se emocione tanto que se ponga a llorar de alegría. Si es así llorar también desahoga, también quita la presión. La buena noticia ya tenemos fecha para el fin del confinamiento. Haz click en el enlace para ver la publicación en el diario: 27-04-2020 Hasta el...
Abr
23

Sin capítulo.

Primero pediros perdón porque hoy no tendréis capitulo y supongo que ya hasta el lunes tampoco. Permitirme decir que hoy me siento harto, cansado, sin ganas. Sé que aquellos que me seguís habitualmente diréis: ¿Cómo una persona como tú, que escribe de motivación estas así? Permitirme recordaros aquellas palabras que escribió ya W. Shakespeare del mercader de Venecia. Si nos pinchan ¿no sangramos? Si nos hacen cosquillas ¿no reímos? Si nos envenenan ¿no morimos? Permitirme que hoy que casualmente es el día de Sant Jordi. El día mundial del libro. Del cual si me permitís me siento parte. Hoy justamente no tenga ganas de escribir. Un pequeño disgusto nada importante no os preocupéis. Tal vez sería más adecuado decir un mal entendido o un cabreo. Sin duda todo se magnifica en estos días. Se me pasara y rápido; pero por decirlo con palabras diferentes a las de Shakespeare también tengo derecho a cabrearme o a enfadarme a tener al fin y al cabo una válvula de escape. Gracias por vuestra comprensión. La semana que viene continuo con los...
Abr
22

Yuan. Capítulo 20

Yuan. Capítulo 20 Hola a todos. Desde mi confinamiento escribo un capítulo cada día de lunes a jueves excepto festivos para abrir la puerta a nuestra mente y que pueda salir a distraerse. Un abrazo virtual para tod@s.   Capítulo 20 El sueño de la anciana   Al día siguiente habían decido seguir las vacaciones. Se encontraban paseando en el mercado de Asuan. Un mercado muy exótico. Uno de estos zocos, es el mercado de las especies. Un lugar habitual de compra para la gente del lugar. También había turistas como en todos los lugares. Los precios no estaban tan abultados como en otros mercados más turísticos del país. En este mercado no se ofendían si tratabas de regatear siempre que lo hicieras con una sonrisa y con la real intención de comprar. Además de especias, se podían encontrar túnicas de lino y algodón, calzado, cristalería fina, artesanía y un largo etc. Un mercado lleno de cientos de olores y colores. Mientras paseaban alguien empezó a gritar a Yuan. Eran los mismos que días atrás conoció en el mercado de Alejandría. Yuan saludo muy contento a la anciana. Mostrándole que aun llevaba el colgante encima. La mujer al igual que la otra vez empezó a hablar sin que Yuan la entendiera. Estaban la anciana el niño y su padre. También les acompañaba una joven. Que era la que esta vez traducía las palabras de la anciana con más claridad. La joven les explico el motivo por el que habían venido a este mercado. La anciana les contó que tenían que venir aquí para volver a encontrarse contigo. Alya y Yuan se quedaron algo sorprendidos. ¿Cómo podía saber que estaríamos aquí, si ni nosotros mismos no lo sabíamos? La joven les continúo explicando que la anciana se alivió después de darle el amuleto. Que su sueño repetitivo ceso. Después de entregarte el amuleto, hizo un ritual. Esa misma noche tuvo un último sueño. Se le había aparecido el Rej-ijet”  que salvó a su antepasada de la muerte. Le daba las gracias por haber entregado el amuleto y le pedía un último favor. Que su amuleto le fuera devuelto. Yuan hizo el ademan de quitarse el amuleto para dárselo a la anciana. Esta con la mano le dijo que no. Yuan estaba un poco perplejo. Se dirigió a la joven y le dijo no me acabas de decir que tenía que devolver el amuleto. Sin que la joven pudiera contestar a la pregunta de...

« Entradas previas Read the rest of this entry »

logo
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes

Pin It on Pinterest