logo

Yuan. Capítulo 15

logo
Yuan. Capítulo 15

Por si alguien se encuentra con esto por casualidad por primera vez. Estoy escribiendo cada día un capitulo de un libro de aventuras para ayudar a que podáis salir de casa con la imaginación y de esta forma poder desconectarse un poco del confinamiento. Todos los capítulos anteriores están en el blog y los podéis leer.

 

Capítulo 15

Paris

 

Aterrizaban en Paris. La ciudad del amor. Alya y Yuan solo pensaban en la cita que tenían. En la pista a seguir. En la tranquilidad que ahora iban a tener. Ambos recordaban mientras se dirigían al hotel la conversación que tuvieron la noche que Alya le había preparado la cena en el museo. En el momento que estaban en su sala de antigüedades:

“Pero yo en Paris tuve acceso en el  Museo del Louvre a una tablilla cuneiforme llamada «del Esagil» escrita en el 229 a. C. en la ciudad de Uruk. Hablaba de El Etemenanki que como ya sabrás seguro es el edificio que creen que era la torre. Conocí allí a un estudioso de la tablilla y dice que había descubierto al estudiar sobre la torre que en realidad creía que una de las traducciones era errónea y que Dios no había derribado la torre con un gran viento sino que la había enterrado con un gran viento. “

Habían quedado con Alain Zivie, un famoso arqueólogo francés y amigo de Yuan. Especializado en egiptología. Les había costado un poco poder quedar con él. Por lo visto casualmente también acaba de llegar de Egipto. Una vez instalados en el hotel Yuan bajó a la recepción. Alya quería ducharse. Yuan pensó que podía aprovechar para recoger algún mapa y tomar algo en el bar del hotel mientras tanto. Su cara de sorpresa era mayúscula al ver allí a John Smith. Sentado en una mesa. Yuan se acercó a saludarle mientras le preguntaba: ¿Este encuentro no es casual verdad? John sonrió con ironía mientras respondía con otra pregunta ¿Qué es casual en esta vida? ¿Recuerda lo que le dije en Egipto?  Igual que en su día Hitler buscara reliquias para practicar el ocultismo. Sadam está haciendo exactamente lo mismo.  Por lo visto. Siguen sin saber lo que usted busca pero si yo le he averiguado ellos también lo harán. Tengo entendido que ya se ha encontrado con unos caza tesoros… decía John mientras señalaba con el dedo el punto donde Yuan tenía la herida. Yuan entonces poniéndose la mano sobre la herida inició una pregunta ¿Pero cómo…? Quedó interrumpida por John que continuó hablando. Mi trabajo es saber. Sé que eran mercenarios de los que trabajan para Sadam buscando reliquias. No tengo claro aún si en este caso buscaban algo concreto o solo saquear. El robo de reliquias y antigüedades mueve millones de dinero. Grandes cantidades de piezas de incalculable valor histórico y cultural son robadas por bandas dedicadas al tráfico de arte. Actualmente prácticamente el 90% de estas piezas pasan primero a ser mostradas al equipo de Sadam que es el que mejor paga. Aunque él se queda muy pocas. Solo busca aquellas que pueda utilizar para su beneficio. No las quiere por su antigüedad. Vuestro nombre no tardará en llegar a sus oídos si no ha llegado ya. Estabais presentes en el nuevo descubrimiento de las ciudades sumergidas y ahora venís a ver a Alain que acaba de desenterrar en Saqqara, la tumba de Maïa, la madre adoptiva del rey Tutankamón. Vais a estar en el radar de mucha gente. Yuan ya no se molestó ni en preguntar. John era sin duda una persona con muchos más recursos de los que él pudiera imaginar.

John se levantó para irse. Mientras se iba decía: Ahora más que nunca vigila. Yuan se quedó sentado en la mesa donde estaba con John. Se quedó pensativo hasta que Alya se presentó con una sonrisa preguntándole ¿En qué piensas? Yuan le contó lo sucedido. Le dieron la importancia necesaria puesto que en Paris se sentían seguros. No sabían si enseñarle el grabado a Alain les llevaría a algún otro lugar. Si seguirían pudiendo buscar o no, pero tenían claro que tenían que ser prudentes. Se dirigían al Museo del Louvre en un taxi parisino. Habían quedado allí con Alain. Cuando organizaron la cita les dijo que era el único lugar donde podía atenderles. Ahora entendían por qué. Al igual que entendían que viniera de Egipto. Su descubrimiento era algo tan colosal como el de su compatriota Franck. Viajaban en silencio pensativos. De todas formas en el viaje no dejaron de maravillarse de los monumentos y de la ciudad en sí. Poco a poco la sonrisa volvía a brillar en sus rostros.

Al bajar del taxi Yuan le contaba un poco la historia del museo.

El Museo del Louvre antiguamente era una fortaleza del siglo XII. Esta zona era el palacio de Louvre. Algunos monarcas como Carlos V y Felipe II utilizaron el palacio como residencia real en la que acumulaban sus colecciones artísticas. Posteriormente la residencia real se ubicó  en el Palacio de Versalles, Este espacio que tiene más de 160.000 metros cuadrados. Pasó poco a poco a convertirse en uno de los museos más reconocidos. En 1989 se construyó una pirámide de cristal rompiendo la monotonía de los grandes bloques grises del museo, que en la actualidad sirve como puerta de acceso.

Al llegar a la entrada preguntaron por Alain. Por lo visto, había dejado instrucciones para verse con ellos, en la sala de las antigüedades egipcias. Allí les hicieron esperar. Mientras admiraban las antigüedades apareció Alain diciendo: ¿Encontraste la Torre enterrada por el viento? Lo dijo en tono de broma. Puesto que Yuan había hecho tiempo atrás un artículo sobre la Torre. Por ese motivo se conocían Yuan y Alain. Fue Alain quien le contó la historia. Fue Alain quien le enseño la tablilla cuneiforme llamada «del Esagil» escrita en el 229 a. C. en la ciudad de Uruk. Yuan le presento a Alya y le felicito por el hallazgo de la tumba. Alain cambió por completo su cara. Acompañarme por favor me han prestado un despacho para charlar más tranquilamente. Tan solo entrar en el despacho. Inició una batería de preguntas: ¿Cómo sabéis lo de la tumba? ¿No habrás publicado nada? ¿No…. Yuan le interrumpió rápidamente para tranquilizarle. Le explicó que habían descubierto las ciudades sumergidas de Alejandría. Le explico que al participar en la búsqueda había hablado con una persona del gobierno. La cara de Alain se relajó al ver que Yuan sabía que ciertas cosas no se pueden publicar hasta que se tiene permiso y que algunas se hacen de forma errónea apropósito. Ya más tranquilo Alain volvió a preguntarle ¿Pero cómo os habéis enterado del descubrimiento de la tumba? Aún no se ha publicado nada, aun no es oficial. Yuan respondió hablando sobre lo ocurrido en el fondo del mar investigando. Que al final es fácil guardar un secreto así al resto del mundo por un tiempo limitado, pero que Egipto tiene oídos en todas partes. Alain se quedó más o menos conforme con esta explicación. Yuan así evito hablar de John Smith y de Sadam. Desvió su atención a la herida que había sufrido y a los supuestos caza recompensas. Más tranquilos ya Yuan animo a Alain a hablar de su descubrimiento. Alain estaba pletórico. Les contó lo que estaban encontrando, cómo la investigación les había llevado allí. La felicidad resultante de encontrar algo así. Después de un rato charlando Alain detuvo su charla en seco para decir: Seguro que no habéis venido a verme por mi descubrimiento. Si no esta joven tan hermosa no estaría aquí. Por tanto no es por periodismo. ¿Qué es eso tan importante que no podías preguntarme por teléfono?

Yuan desplego el grabado y lo puso encima de la mesa. Alain se le volvió a iluminar la cara como cuando hablaba de su descubrimiento. A la vez que decía ¡No puede ser! ¿Dónde está esta tablilla? ¿Dónde la tenéis? Alya respondió No la tenemos solo tenemos esto. Alain la miraba y la remiraba. ¿Sabéis lo que tenéis aquí? Yuan respondió más o menos pero por eso hemos venido a ti tu eres el experto en lectura cuneiforme. No hay nadie como tú. De hecho eres el único que me ha llegado a decir que la torre no estaba destruida sino enterrada. Creo más en tus traducciones que en las de nadie. La prueba es que tú has logrado encontrar una tumba que nadie más ha podido y es porque tú entiendes como nadie estos garabatos. Alain continuó hablando. Aquí habla de algo increíble. Cualquier otro traductor te diría que habla de la biblioteca de Alejandría eso supongo que ya lo habéis deducido. Pero en realidad aquí hay algo muy importante. Algo que seguro que otros traducirían de otra forma. Pero aquí cuenta que la biblioteca en realidad se nutrió sobretodo de otra más antigua. Mucho más antigua. Allí tenían que devolver esta tablilla. Bueno la tablilla de donde proviene este grabado. Esta tablilla es solo una parte. Por lo visto y aquí esta lo más increíble Nabucodonosor cuando dicen que reconstruyo la Torre de Babel se refiere a que la reconstruyo según los planos originales. ¡Atención a esto! La reconstruyó encima de una antigua Torre, pero no donde la original. Ahí está la confusión que tendrían otros traductores, seguro. Si entiendo bien esto la Torre originariamente se construyó en otro lugar. Miro fijamente a los ojos de los dos y diciendo sus nombres: ¡Yuan! ¡Alya! Si encontráis la biblioteca de la que aquí se habla. Tal vez podríais descubrir donde se construyó en realidad la Torre. Independientemente de eso esa biblioteca en caso de localizarla sería un hallazgo asombroso. Por no hablar de cualquier material que pudiera contener en su interior. Estaríamos hablando de una recolección de arte y cultura mucho mayor que la de la Antigua biblioteca de Alejandría.

Si no fuera porque ahora mismo estoy con mi descubrimiento os acompañaría. A investigar esto. Yuan le interrumpió para preguntarle. ¿Alguna pista de donde se encuentra esa biblioteca? Alain: No, este grabado solo cuenta lo que os he dicho. No veo ahora mismo ninguna pista, pero déjame hacer algunas averiguaciones. Mañana parto hacia Egipto de nuevo. Me comprometo a dedicar el poco tiempo que tengo a buscar la información que pueda tener al respecto.

Sin saber que más que hacer. Yuan y Alya no podían más que esperar. Pero estaban en París. Que mejor espera, que ver todo París desde la Torre Eiffel. No lo dudaron y vieron caer el anochecer sobre París brindando con champagne en lo más alto de la Torre Eiffel con la felicidad, la aventura y la alegría como compañía.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo
logo
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes