logo

Yuan. Capítulo 8

logo
Yuan. Capítulo 8

Encantado de continuar escribiendo para todos vosotros. Espero mantener la intensidad y el interés. Me encanta poner en este relato de ficción y suspense ciudades y hechos históricos reales. Reconozco que hacerlo me lleva a investigar y a veces a poner en dificultad el poder escribir. No me importa que me retrase me gusta y por los comentarios que me hacéis veo  que a vosotros también. Cualquier palabra vuestra alimenta mi ánimo para seguir escribiendo esta novela en abierto. Gracias

 

 

Capítulo 8

Siguiendo la pista

 

Ya se encontraban en el postre cuando Yuan soltó el bombazo. Tenía una pista espectacular.

Revisando los archivos del sótano de la biblioteca encontró una información muy interesante. Resulta que entre aquel montón de inclasificables, había cierta información sobre las tablillas que uso Nabucodonosor para reconstruir la Torre. Decía que las tablillas se devolvieron a su lugar de origen.

Entonces Yuan comenzó a relatar más detalladamente sobre la conversación con Darío.

El actual desierto del Sahara, se sabe por restos arqueológicos que antiguamente tenía un clima mediterráneo. Que en los macizos del Ahaggar y el Tibesti había abundante vegetación. Con grandes animales para cazar.

Los tres sabemos que las culturas saharianas son bastante desconocidas. Igual que sabemos que desconocido no significa inexistente. Por aquel entonces hace alrededor de 10.000 años A.C. en el Sahara la base de la economía era la agricultura que se realizaba aprovechando el limo, fertilizante natural que aportaban las anuales inundaciones del río Nilo. Hace mucho, mucho tiempo, el Sáhara era verde. Contenía lagos, hipopótamos y  jirafas. Existían pueblos de pescadores. Todo eso sucedió cuando llovía mucho más en esas épocas.

Alya le interrumpió: ¿Pero porque nos hablas ahora del Sahara que tiene que ver con el origen de las tablillas que uso Nabucodonosor?

Yuan respondió paciencia ya acabo la historia. Se dice que las tablillas que uso Nabucodonosor para reconstruir la Torre vinieron del mismo sitio de donde se sacaron la mayoría de documentos de la cual se nutrió la famosa y antigua biblioteca de Alejandría. Por lo visto y aunque parezca increíble se supone que muchos, muchos años atrás había existido una especie de centro de cultura aún no se llamaba biblioteca. Ese centro de cultura poseía arte, estudios, y escritos de todas partes del mundo. Un lugar más avanzado. El lugar más rico y culto de la tierra mucho más antiguo que las pirámides. Sea eso cierto o no. Lo importante es que por lo visto las tablillas nunca llegaron a volver a su lugar de origen. Marduk era el nombre de la persona de confianza del rey. Este fue el encargado de devolver en persona estas tablillas. Pero eran épocas convulsas de guerras y traiciones. Por lo visto se encontró en medio de una emboscada. Al pensar en el peligro de que le robaran las tablillas. Huyo del lugar dejando a los hombres que le acompañaban para que resistieran con tal de concederle tiempo para huir y esconder las tablillas.

Nabucodonosor como sabéis había luchado y ganado a los egipcios. Al parecer aquí en Egipto había un lugar secreto donde se guardaban algunos restos de este centro cultural. Y de aquí partió la tabilla. Por lo visto Marduk no pudo llegar al lugar secreto por la emboscada y las oculto en algún lugar de Egipto.

A Akil le brillaban los ojos se encontraba delante de uno de esos misterios que el investigaba de joven. Alya tenía el pulso acelerado. Los tres se encontraban; de ser verdad; ante el posible hallazgo más importante de la historia.

De golpe Akil cambió a un semblante más serio y de forma nerviosa empezó a hablar. Permíteme ahora Yuan, que sea yo quien le cuente lo que te ha sucedido en Alejandría con John Smith. A Alya le dio un pequeño salto el corazón. Después de ser tranquilizada por Akil que explicó lo sucedido rápidamente. Prosiguió. Debéis tener en cuenta que la búsqueda de la Torre de Babel podría convertirse en una lucha de religiones igual que lo pareciera en los tiempos del rey Nabucodonosor. La lucha entre los seguidores de Ala y del dios de los cristianos. John me advierte que el régimen de Sadam no está muy fuerte. Además el tema de las armas de destrucción masiva ha hecho venir, digamos, a extranjeros a crear disidentes con el régimen. Igual que en su día Hitler buscara reliquias para practicar el ocultismo. Sadam está haciendo exactamente lo mismo. Busca alguna prueba que dé más fervor a los creyentes para aumentar su poder de forma indiscutible. Por eso podríais estar en peligro al realizar esta búsqueda. Puesto que no se conoce a nadie, que actualmente este buscando nada de lo que hacéis vosotros dos. El peligro podría parecer inexistente. Aunque si existen mercenarios y cazarecompensas que buscan bien los favores de Sadam o puramente dinero. Grandes cantidades de dinero son pagadas como hiciera Hitler en su momento por cualquier información o reliquia que pueda exaltar la fe de Ala.

Alya y Yuan se miraron. Tendremos cuidado pero no podemos dejar escapar una oportunidad como esta. Akil asentía con la cabeza. Lo comprendo perfectamente. Yo mismo viví momentos similares a en mi juventud. No todos tienen el final esperado. Aun así comprendo la sensación que estáis sintiendo. Descubrir algo nuevo, reescribir la historia, ser el primero en ver algo que hace miles de años que nadie ve. Si no fuera por mi fama, sea esta buena o no, os acompañaría. Pero desde aquí espero poder también ayudaros como si fuera un campamento base.

Akil se impaciento. ¿Dónde se supone que esta esa pista? ¿Cómo la buscamos?

Yuan respondió siguiendo con la Historia. Una vez había huido contó que había escondido las tablillas. Según se cuenta guardó una pista para encontrarlas. Esa pista se encuentra a los pies de Osiris. La pista es un colgante o una parte de algo que viajaba con las tablillas.

Akil dijo pero eso es imposible Estatuas de Osiris hay en todo Egipto si no sabemos que estatua es no podremos encontrar esa pista nunca. Entonces Yuan sonrió y dijo ahora viene la mejor parte de todas. Darío me dijo que el arqueólogo francés Franck Goddio y el Instituto Europeo de Arqueología Submarina (IEASM) estaban recorriendo una parte del oeste del Delta del Nilo que quedó literalmente borrada del mapa. Que allí han descubierto hace nada las ruinas de dos ciudades, Canopo y Heracleion. Justamente la pista dice que el collar o lo que sea que tenemos que encontrar está a los pies de Osiris en la ciudad de Canopo. No os parece alucinante que justo ahora han descubierto la ciudad perdida. Resulta que está bajo el mar. Nadie podía encontrarla porque había desaparecido.

Alya hizo un comentario en plan irónico. Vaya parece ciertamente que alguien no quiere que se encuentre nada de esto. La Torre de Babel es destruida por la ira de Dios o enterrada y la pista hacía ella es una ciudad que desapareció sumergida. ¿Será verdad Akil que aquí hay más de lo que suponemos?

Akil respondió rápidamente: Aquel que tiene fe pura y verdadera busca la verdad, pero aquel que la busca para dirigir a las personas es peligroso. No es un asunto para bromear esto es algo muy serio. En este caso sería mejor que seas tú Alya como directora del museo arqueológico de Bagdad que solicites poder hacer una visita a esa ciudad. Mejor que de momento no aparezca mi nombre. Si les extraña la petición háblales de Yuan que es amigo tuyo y periodista y que quiere contar la historia de la ciudad. A todo descubridor le interesa la fama y a toda ciudad ser famosa.

Empezaron a realizar los preparativos para el viaje. Esta vez irían en tren. Era preferible, si no tenía que mezclarse el nombre de Akil en todo esto. Mejor no circular con uno de esos coches tan extravagantes  de colores muy visibles que él tenía.

Volvían a Alejandría pero esta vez iban a ir juntos. Esta vez iban a seguir una pista que les emocionaba. Les parecía increíble como habían llegado a este punto. Era una tremenda suerte que justamente acabarán de encontrar esta ciudad perdida durante tanto tiempo.

Antes de acostarse investigaron un poco sobre Canopo.

Heródoto dijo haberla visitado en el 450 a. C. Heródoto  fue historiador griego. Se le conoce en la actualidad como el padre de la Historia en el mundo occidental. Fue el primero en escribir un relato razonado y estructurado sobre las acciones humanas. En uno de sus textos se mencionaba la ciudad. Por lo visto la ciudad también se menciona en los relatos de Estrabón y Escilax de Carianda, así como además el Decreto de Canopo, descubierto en 1866 por Karl Lepsius en Tanis, un texto bilingüe -como la célebre piedra de la Rosetta.

La historia muchas veces nombra ciudades que no se sabe si son ciertas o mitológicas. Si el paso del tiempo o las guerras las borraron. Pero una ciudad sumergida. Tenía que ser como si el tiempo se hubiera detenido allí. Las leyendas ahora mismo se estaban convirtiendo en realidad. Se estaban convirtiendo en historia.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo
logo
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes