logo

Yuan. Capítulo 5

logo
Yuan. Capítulo 5

Capítulo 5

Sin rumbo certero

 

No sabían exactamente dónde buscar. Se dirigían al Cairo iban a visitar a Akil. Era una persona que mantenía amistad desde hacía tiempo con Alya. Era una persona algo mayor. A la que le gustaba rebuscar en la historia y romper mitos. Se dedicaba a buscar y a demostrar como otros arqueólogos o historiadores basaban sus estudios en premisas erróneas. Esto le convirtió con el  tiempo en persona non grata entre la gente que se dedicaba a estos menesteres. Había dos razones obvias. Una, porque en algún caso había llegado a desacreditar algunas teorías y por tanto a sus creadores. La otra porque con el tiempo le empezaron a llamar lunático. Empezó a querer desbaratar teorías muy importantes abaladas por grandes arqueólogos e historiadores diciendo que se basaban en suposiciones. Lo malo es que Akil también se basaba en suposiciones para desacreditar las teorías de los demás. Con el tiempo fueron siendo repudiadas sus teorías y ahora que su edad estaba avanzada tampoco tenía muchas ganas de meterse en guerras sobre estudios y sus bases. Alya le conoció por casualidad en un viaje; cuando ella era estudiante de arqueología. Preparaba una tesis y acabo hablando con él. Akil a pesar de ser ahora una persona repudiada en su entorno académico era una persona que gozaba de cierta posición. Había sido un gran descubridor de reliquias, antigüedades y tuvo su momento de esplendor como investigador de la historia de Egipto. No era donde pretendían ir a buscar la Torre pero querían salir del país para dejar atrás lo sucedido. Yuan recordaba como fascinado la primera noche por la sala que le enseño Alya. Cogió un libro titulado las falsedades de la historia. Le resultó extraño un libro así en medio de toda aquella colección de reliquias, antigüedades y pergaminos. Fue entonces cuando Alya le hablo por primera vez a sobre Akil.

Yuan: ¿Recuérdame porque vamos a ver a Akil?

Alya: Como si no lo supieras. En primer lugar nos pareció a ambos que lo mejor era salir del país para dejar atrás lo que te había sucedido. En segundo lugar porque cuando cogiste el libro de Akil la primera noche que nos conocimos te conté que me parecía muy curioso que de todos los libros hubiera cogido precisamente ese. Al explicarte quien era Akil me hiciste recordar una teoría que me contó en persona sobre la Torre de Babel y las Pirámides. En tercer lugar y seguramente el mejor porque estoy de vacaciones y me encanta Egipto.  Si tú quieres podría  existir un cuarto motivo  Las Pirámides de Giza, son el sueño de todo viajero y estoy segura que podrías hacer algún reportaje para National o para alguna de las agencias de noticias con las que sueles trabajar. Yuan respondió es verdad es un viaje de placer se miraron ambos a los ojos como reviviendo la pasada noche y Alya soltó una mezcla de suspiro y risa picara.

Akil les esperaba en el aeropuerto. Nada más ver a Alya le dio un abrazo y se presentó a Yuan. Yuan miraba mientras se dirigían hacia el aparcamiento como ellos hablaban de recuerdos, del tiempo que hacía que no se habían visto etc. Akil se detuvo al lado de un mercedes de color Morado y antiguo. Justo al abrir el maletero Yuan pudo ver que ponía 280S. Supuso que era el modelo del vehículo. Pasear por el Cairo en dirección hacia la casa de Akil era todo un espectáculo. Yuan se había sentado detrás para dejar que pudieran seguir charlando. La gente les observaba. No era de extrañar. Un mercedes antiguo, morado y ¡¡¡ descapotable!!! Ciertamente se llevaban todas las miradas. Llegaron al fin a casa de Akil. Tenía una pequeña mansión. Que al igual que el coche mostraba que había vivido tiempos mejores. Era una casa grande con muchas habitaciones. Era fácil suponer que seguramente en otra época había tenido contratados sirvientes en la casa.

Sentados cada uno en un sofá alrededor de una mesa con tres infusiones y unas pastas parecía más una escena británica que otra cosa. Charlaban esta vez los tres sobre como las leyendas y la historia se entremezclaban.  Entonces Akil empezó a relatar la historia sobre la Torre de Babel.

Repasemos lo que todos creen saber sobre la Torre de Babel.

Aproximadamente 2000 años antes de Cristo se dice que Babilonia fue la capital del imperio babilónico además de un importante centro religioso y mercantil. Una ciudad desarrollada, con grandes construcciones como la propia Torre de Babel o los Jardines de Babilonia. Por cierto estos jardines están considerados una de las 7 maravillas del mundo antiguo. De las que actualmente solo quedan las pirámides que podéis ver desde aquí. La ciudad de Babilonia fue famosa en todo el mundo se decía de ella que sobrepasaba en esplendor a cualquier ciudad del mundo conocido. Llena y  repleta de inmensos palacios y templos. La riqueza de la decoración era tal que llegaba a notarse el esplendor hasta en las propias calles. Una ciudad de donde se dice que llegaron a vivir en aquella época más personas que en ningún otro lugar. No solo rica en construcciones sino también en personas cultas, en artistas etc.

 

Hablemos ahora del relato de la Biblia. Después del diluvio universal hubo muy pocos supervivientes en la Tierra. Gracias al Arca en la que Noé y siete integrantes de su familia sobrevivieron a la catástrofe. Los descendientes de este fueron hasta la llanura de Senar (Babilonia). Donde todos hablaban un solo idioma, y decidieron construir una torre tan alta que llegara al cielo. Dios al observar la edificación decide que los habitantes hablaran diferentes lenguas y así abandonaron la construcción y se repartieron por toda la Tierra.

Las opiniones extra bíblicas dicen que se construía la torre por si ocurría otro diluvio. Al estar cerca del río, si ocurría una inundación repentina  no podrían llegar a la montaña pero si subir a la torre y salvarse. Las opiniones sobre el tema no están de acuerdo sobre cómo era la Torre o templo​ Etemenanki, que hacen referencia a un templo piramidal.

AKil se desvió un poco del tema. Aludiendo a que el sistema de enseñanza actual no era bueno. Que muchas cosas de la historia se explicaban como ciertas. Cuando se deberían explicar cómo son en realidad. Es decir en base al estudio de esta persona o aquella se creé esto o lo otro. En base a la traducción de este o aquel se interpreta esto otro.  ¡Así no se puede enseñar! Exclamó. Levantaba poco a poco la voz enfadado con el sistema educativo. Si yo tengo una hipótesis y se la hago creer a los demás no quiere decir que esta sea cierta. Al afirmar como ciertas las cosas matamos la curiosidad de los estudiantes, de las personas. Aún se siguen descubriendo misterios en Egipto. Hace pocos años atrás éramos expoliados por extranjeros que se llevaban nuestra historia y nuestras riquezas. Está hoy más que demostrado que se han hecho correr falsas historias o decir que habían descubierto cosas que después no eran tal y como se contaban. Estas búsquedas que se iniciaron en los años 20  se encontraban llena de buscadores de oro y de fama. Se inventaban cualquier cosa con tal obtener fama y gloria.

Yuan intervino diciéndole a Akil que precisamente le había contado a Alya que en París tuvo acceso en el  Museo del Louvre a una tablilla cuneiforme llamada «del Esagil como allí a un estudioso de la tablilla le contó que había descubierto al estudiar sobre la torre que en realidad creía que una de las traducciones era errónea y que Dios no había derribado la torre con un gran viento sino que la había enterrado con un gran viento.

Akil se levantó de golpe. ¡Ves!, es tal y como yo decía. Mientras exista la curiosidad seguiremos aprendiendo. No se pueden dar las cosas por sentadas. Me encanta que saques este tema. Venir a mi despacho os mostraré algo. Pasaron por una largo pasillo lleno de puertas cerradas. Una casa demasiado grande ya para Akil. Llegaron a su gran despacho. En realidad era una biblioteca que él había convertido en despacho. Sacó una pequeña libreta de bolsillo con apuntes de una caja llena de libretas similares. Con la libreta en la mano les empezó a contar que había descubierto hace años que la historia de la Torre de Babel estaba en parte equivocada. Que justamente decían que no se destruyó que se enterró.

En una inscripción, de los tiempos de Nabucodonosor II, se decía que la decoración de la cúspide estaba hecha de ladrillos de esmalte azul brillante. Eso no sería muy importante. Lo realmente importante es que dicen que Nabucodosor devolvió el esplendor a Babilonia. Dicen que reconstruyo la Torre de Babel que había sido destruida. Pero ahí está lo importante y donde hay diferencias que nadie quiso aceptarme. Es cierto que reconstruyo la Torre pero nunca había estado la Torre en Babilonia. La reconstruyo en base a unas tablillas que tenía. No se conoce el origen de las mismas. Ni se sabe dónde acabaron. Pero yo aquí encontré una serie de pistas que podían llevar hasta esas tablillas. El problema es que con todo lo que me acabo sucediendo perdí las ganas y las posibilidades de seguir todas las cosas que creo estaban erróneas. Esta solo era una más como habéis visto de entre todas las de esa caja. Akil con ojos cristalinos le dio la libreta a Yuan este empezó a ojearla mientras Alya abrazaba con ternura a Akil.

Yuan le animó a sentarse y le dijo que iría a preparar otro té. Akil le indico donde estaba la cocina. Yuan iba caminando por la casa. Parecía ella en si antigua. Recordó que Akil significaba el inteligente y pensó que continuaba siéndolo a pesar de no encontrarse en su mejor momento. Era una casa descuidada ahora pero sin duda había sido esplendorosa. Mientras preparaba el té miraba la que era una gran cocina. Preparada para moverse sin problemas dos o incluso tres personas.

Regresó con el té y Akil volvía a sonreír. Seguían hablando sobre el tema pero él ya estaba más relajado Yuan supuso que Alya le había calmado y sacado hierro al asunto.

AKil dijo: ¿cómo traes más té sin galletas? Se iba a levantar cuando Alya apoyo su mano sobre el hombro de Akil diciendo: ya voy yo no te preocupes. Yuan le preguntó: ¿sabes alguna cosa más sobre esas tablillas y su procedencia?

Se dice que la total desaparición de los libros de la biblioteca alejandrina ha sido siempre un interrogante para los historiadores. No sé sabe si fue un incendio en época de César, si fueron los cristianos o los conquistadores musulmanes.

Me volveré a centrar en el tema. El caso es que se supone que la biblioteca de Alejandría en realidad era una de las más importantes pero se había surtido de otra mucho más antigua y más importante. De ese lugar habrían procedido las tablillas de Nabucodosor y allí las devolvió. Pero todo esto es algo peligroso porque se mezclan religiones y todas las cuestiones que tengan que ver con los orígenes de una u otra religión son peligrosas.

La noche les alcanzo. Las leyendas se seguían mezclando  con la historia los ojos de Akil brillaban igual que cuando era joven.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo
logo
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes