logo

EQUIVOCARSE ES HUMANO

logo
EQUIVOCARSE ES HUMANO

Una de las formas de aprender es mediante la experiencia. De Édison, cuentan que tuvo que pasar por 999 errores para inventar la bombilla. Imaginaros la frustración de cometer continuamente errores y la perseverancia, para continuar y no abandonar. Él como otros tantos aprendía de sus errores. Evidentemente los errores se pagan. ¿Cuál es el precio? Seguramente dependerá de cada error. Cuando estas investigando si esa investigación no afecta a nadie supongo que el precio es personal y cada uno se premia o se castiga en función de su exigencia. Otra cosa muy diferente es cuando el error cometido afecta a terceras persona. Es difícil valorar las equivocaciones, y más difícil aún ponerle precio, coste o castigo. A tener en cuenta que hay personas que si el castigo no es grande no aprenden. Otras sin embargo se sienten ya tan culpables que ese es su mayor castigo. Erramos en el trabajo, en las relaciones e incluso con nosotros mismos. A veces nos parece que nada podemos aprender de un error y solo nos sentimos frustrados. Difícil dar un consejo respecto a la equivocación pero ahí va. Respecto al que se equivoca, que tenga toda la información posible antes de decidir y respecto al que juzga decirle: que tire la primera piedra aquel que esté libre de errores.

 

Haz click en el enlace para ver la publicación en el diario: 06-02-2017 Equivocarse es Humano

Una respuesta a “EQUIVOCARSE ES HUMANO”

  1. Si no decidimos, no fallamos y, de esta manera, no nos podemos hacer reproches y sentirnos culpables. Es importante equivocarse y tropezar para que, al levantarnos, sepamos que no volveremos a cometer ese error.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo
logo
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes

Pin It on Pinterest

Share This